$30,000

__«Para un discípulo, encontrar a su Maestro es encontrar a una madre que acepta llevarlo nueve meses en su seno para que nazca en el mundo espiritual. Y una vez que ha nacido, es decir,  una vez que se que se ha despertado, sus ojos descubren la belleza de la Creación, sus oídos oyen la palabra divina, su boca saborea alimentos celestiales, sus pies lo llevan a los diferentes lugares del espacio para hacer el bien y sus manos aprenden a crear en el mundo sutil del alma».

Omraam Mikhaël Aïvanhov

189 páginas

SKU: I207ES Categoría: Etiqueta:

Descripción

CONTENIDO

I      Cómo reconocer a un verdadero Maestro
II     La necesidad de un guía espiritual
III    ¡No jueguen a ser aprendices de brujo!
IV    No hay que confundir exotismo con espiritualidad
V     Saber equilibrar el mundo material y el mundo espiritual
VI    El Maestro, espejo de verdad
VII   No esperar de un Maestro más que la luz
VIII  El discípulo ante el Maestro
IX    La dimensión universal de un Maestro
X     La presencia mágica de un Maestro
XI    El trabajo de identificación
XII   «Si no sois como niños…»

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *